El Pacto por la Cultura. Cuando ya, es luego.

Foto Gabreila Valle

El Pacto por la Cultura 2015, presentado en el marco de la II Conferencia Estatal de la Cultura que promueve la Federación Estatal de Agentes Culturales, tiene como objetivo establecer horizontes y referencias para el desarrollo cultural en el Estado español, convirtiéndose en un instrumento útil para agentes públicos y privados, para Administraciones de distinto nivel, para todos los sectores de la cultura, para la discusión ciudadana, en definitiva, para todos los agentes comprometidos con la cultura y su promoción. Este Pacto pretende superar su función de referencia documental para convertirse en un instrumento de trabajo con un claro punto de partida: el valor de la cultura en un contexto de cambio de época.  Como recuerda la Convención de Unesco sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales (2005), adoptada por España, “La cultura posee un gran valor en sí mismo, a la vez que desarrolla valores esenciales para una sociedad democrática como el conocimiento crítico, la memoria, y la creatividad. (…)”.

En un contexto de incertidumbre, la cultura, entendida como el principal instrumento de la ciudadanía para comprender escenarios de transformación, toma un valor aún más determinante. El Pacto por la Cultura 2015, atendiendo a las reflexiones y propuestas realizadas en el marco de un proceso deliberativo de participación, pretende fijar algunas pautas que sitúen a la cultura en una posición de centralidad,  a partir de un reconocimiento del valor público de la cultura.

Desde la Asociación de Gestores Culturales de Castilla y León se ha presentado este Pacto por la Cultura a diferentes administraciones públicas. En clave local, los Ayuntamientos de Burgos y Valladolid se han adherido por mayoría absoluta y unanimidad respectivamente a este eficaz instrumento de trabajo, y probablemente en breves fechas los Ayuntamientos de Palencia y Segovia sigan sus pasos. Pero esta adhesión a los principios del documento, debe ir unida a un compromiso eficaz con las propuestas del pacto que en lo relativo a  las Administraciones Públicas en general y especialmente en clave local tienen una serie de consecuencias coherentes con dicha adhesión.

Leer Más