POLITICA Y GESTION CULTURAL

capturada

Autora: Rebeca García de la Cruz

Edita: IC Editorial

Manual de estudio para el Certificado de Profesionalidad SSCB0110- Dinamizacion, programación y desarrollo de acciones culturales.

He tenido la suerte de participar en dos ocasiones en la definición de una profesión y en la posterior descripción de un plan de estudios. La primera, viviendo en Vitoria, con Xabide S Coop participé en las reuniones en Madrid y Valencia sobre el Técnico en Actividades Socioculturales, que llegamos a plasmar en el libro con el mismo título y que escribimos Roberto Gómez de la Iglesia y yo. La segunda, más reciente, 2008-2010, con el Centro de Tecnología del Espectáculo-Inaem-Ministerio de Cultura,   he participado en la definición y competencias del “Asistente a la Producción de Espectáculos en Vivo” que por suerte está en revisión y que con otras figuras profesionales del espectáculo esperemos pasen al catálogo de profesiones culturales que promueve el Ministerio de Educación a través del Incual.

En los dos casos el proceso ha sido fructífero, largo y a veces muy confuso. Con demasiados apriorismos para ser vendido como un “proceso abierto”.

En la primera ocasión la cantidad de materia elaborado fue tal que se pudo ofrecer en forma de libro. En la segunda no se ha podido descender a los módulos formativos y sus correspondientes contenidos en unidades didácticas. Espero no tener que participar de nuevo en un proceso burocrático, fundamentalmente semántico y un tanto kafkiano propio del grupo de “druidas” de la formación reglada. Prefiero reservarme para otras batallas más placenteras, pero me alegro que haya aún personas dispuestas a semejante tortura intelectual. Tiene el aspecto positivo de los viajes y la camaradería, de la que en las dos ocasiones disfruté.

El libro que ahora reseño brevemente es el resultado de uno de esos procesos puesto en marcha para definir el “certificado de profesionalidad” de una de las profesiones básicas de la gestión cultural, la del programador de actividades.

Describe por tanto, de forma técnica, aséptica los circuitos de información y conocimientos propios de esta profesión: evolución del concepto de cultura, políticas culturales, gestión cultural, organizaciones culturales, empresas, tercer sector, turismo cultural. Algunos de forma muy prolija y detallada, como los referentes al Patrimonio Cultural y Diseño Organizativo. ¿Por qué? Bueno, no se explica en el libro.

No entra en las relaciones entre las políticas culturales y educativas – que ya están desprendiendo nuevos perfiles- las sociales – que alumbran un nuevo universo cultural basado en la participación y la cogestión-ni las comunicativas y nuevas tecnologías, fundamentales en estos momentos. Quizá en otro volumen que no conozco.

En todo caso, un muy buen ejercicio de recopilación de información y conocimiento cultural que redundará en que muchas personas que tienen horas de prácticas – mediante el estudio de estos materiales- puedan contar con un certificado profesional que mejore sus expectativas profesionales.

Echo en falta una mención personal de Rebeca García de la Cruz, de la que no dice si es recopiladora o autora exprofeso de los textos y de la que no se adjunta semblanza vital ni profesional alguna. Sin duda un trabajo así merece este reconocimiento.

Miguel A Pérez Martín, Gestor Escénico y Cultural

Vocal de Investigación, Estudios y Opinión de Gesculcyl.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *